Cómo elegir el material de las ventanas.

Son muchos los factores que debemos y tendremos que tener en cuenta si queremos saber cómo elegir el material de las ventanas y su efectividad en el aislamiento de las incidencias procedentes del exterior.

Si consentimos que nuestras ventanas filtren de forma constante frío o calor, o contaminación acústica de fuera, estaremos desperdiciando nuestra inversión así como los recursos de acondicionamiento térmico, con el consiguiente aumento del gasto mensual.

De igual forma, los ruidos que proceden de la calle, alteran nuestro descanso y calidad de vida en el hogar al igual que la negativa incidencia en el rendimiento laboral en caso de tratarse de nuestro espacio de trabajo o negocio.

Acertar en el momento de elegir el material de las ventanas: aspectos fundamentales.

Antes de dar el paso para seleccionar correctamente el material de las ventanas, debemos tener en cuenta:

  • El tipo de vivienda. Ya sea de nueva construcción o vaya a sufrir reformas.
  • La estética del entorno. Pues no todos los materiales nos permiten jugar con una correcta adaptación armónica con el exterior.
  • Nuestro presupuesto. Para intentar buscar la mejor relación calidad-precio del mercado.

Una vez tenidas en cuenta estas circunstancias principalmente, nuestras recomendaciones podrán ceñirse en tres tipologías de materiales en nuestras ventanas:

a) Ventanas de Madera: Estéticamente son adorables en entornos rústicos o para los amantes de esta tendencia decorativa. La madera es un potente aislante natural pero precisamente por esa procedencia tan “de la tierra”, tendremos que asegurar un mantenimiento y puesta a punto periódico para perpetuar su aspecto y funcionalidad, lo que supondrá un gasto asegurado.

b) Ventanas de PVC: probablemente las más económicas del mercado pero no por ello de peor calidad ni efectividad. Una de sus grandes ventajas es la versatilidad y la amplia gama de colores y opciones que ofrece, siendo capaz incluso de imitar casi a la perfección a otros materiales diferentes.

c) Ventanas de Aluminio: este material presenta la mayor resistencia a las condiciones climatológicas exteriores hasta en circunstancias profundamente extremas. Su estética es de gran categoría e imprime a la vivienda una prestancia especial.

Sean cuales sean las opciones y circunstancias, a la hora de elegir el material de las ventanas es imprescindible combinar un buen nivel de aislamiento y una durabilidad a lo largo de los años para que la inversión sea rentable a la par que efectiva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *